img
img
img
img
img
img
img
 
     
 
Caso +KOTA
Abril 12 del 2011
regresar

Vivo muy cerca de un +KOTA y durante 5 meses pasaba casi una vez por semana a la tienda para ver a una perrita salchicha que por alguna extraña razón nadie compraba, obviamente pedían un dineral por ella, pero como pasaba los meses el precio fue bajando porque la perra ya estaba grande y no la vendían. No soy una persona que compre animales en +KOTA, no estoy de acuerdo en cómo los tratan, un lugar donde tienen a los animales en dimensiones diminutas, los venden a unos precios estúpidamente inalcanzables, expuestos a todo tipo de virus y con un nulo cuidado hacía con ellos, lo cual, me parece una falta de respeto hacia estos “seres“. Lo mínimo que deben de hacer es tratarlos y cuidarlos bien. Pasó algo con la perrita y me enamoré de ella, cada vez que iba, buscaba la oportunidad de que me la enseñaran para así poder tocarla un poco y apapacharla. Ella era pequeñita, un pedacito de 7 meses que estaba en una maldita caja de cristal. Me partía el alma saber que llevará tanto tiempo encerrada, sin ver el sol, correr ni jugar. Al ver que pasaba el tiempo, decidí (en contra de todo lo que pienso de la tienda) comprarla, para darle una mejor vida y que no estuviera allí ni un día más. La compré un viernes por la tarde, y la perrita llegó a mi casa, la atendí como se lo merecía, estaba un poco asustada porque nunca había salido al “mundo real”, fue cariñosa, bien portada, juguetona y apenas estaba aprendiendo a subir las escaleras y a recocer mi voz, quién era yo y cuál iba a ser su nuevo hogar. El domingo por la mañana la perrita empezó a ponerse muy mal, temblaba, tenía calentura, las encías las tenía blancas, se convirtió en un trapo de un segundo a otro. Decidí llevarla al veterinario, y fue nada más internarla y que todo se complicara, la perrita venía ya con un cuadro respiratorio, hipotermia, anorexia, signos neurológicos de incoordinación, alteración mental e hiperexcitación. Para el día martes entró en un estado comatoso y falleció. La perra pasó sufriendo los últimos días de su vida, conmigo sólo pudo estar bien tan sólo un día y medio. Y desde que salió de la tienda sólo estuvo 5 días, hasta que murió. Ella ya venía sumamente enferma y en la tienda jamás se dieron cuenta, pudiendo evitar que la perra muriera de esa manera y en esas condiciones. Me duele y me da coraje saber que ella ya haya traído esto y que no se haya identificado durante todo este tiempo que estuvo en tienda, por la ineptitud de los que la atendían. En la tienda su respuesta fue: “ Ah, toma otro perro o algún otro animalito que te guste”. Desde luego que luché para que me devolvieran el dinero ( política que ellos no aceptan) pero cómo habrá sido que al final decidieron devolverme integro el dinero, pues no me interesaba darles un centavo en una tienda que no es ética ni responsable y que trata a un animal como si fueran unos pantalón que se me encogieron y que tan fácil y sencillo me los pueden cambiar. Me parece un poco injusto que pase esto. Sé que alguien más podrá no entender por qué tanto alarde por un perro, pero al final del día, creo que son seres que sienten. Me pegó muchísimo que ella muriera y más porque le había agarrado un cierto cariño y pretendía que ella formara parte de mi vida. Pero así no fue, sino todo lo contrario. Lo único que pude hacer es ayudarla a bien morir con los veterinarios, y a darme cuenta de la falta tan grande de cuidado que tienen para con los animales en esta empresa. Escribo esto para contar mi experiencia, cada quien sabe lo que hace con su dinero y filosofías de consumo, pero me interesa contar lo que a mí me pasó con esta tienda y no está chido que le pase a otros animales.


regresar
 
Video
una realidad
img
difundiendo mensajes
img
ellos opinan
 
 
img img img img